"YO TAMBIEN SOY OTRO COMO TÚ"

Actualizado: 24 de oct de 2020

INLAK ECH es un saludo de la cultura Maya que significa algo así como " Yo soy otro como tú" desde que supe esto, me imagine una civilización que tenia la consciencia de que todos somos iguales, y que encima se lo recordaran de una forma tan presente y cotidiana como en su saludo simplemente me pareció un ejemplo grandioso de que si se puede generar una consciencia colectiva mas unida y menos competitiva.


De mi parte desde hace muchos años vengo trabajando por lo que es el "Florecer de la consciencia" que es como llamo a este tiempo que transcurrimos, al igual que algunos amigos que sirven a este propósito.


Comencé primero haciéndolo con mis amigos, luego con gente desconocida que conocía en el camino, luego haciendo charlas en los parques, después haciendo talleres, hasta hacer retiros que organizaba con amigos de confianza para recibir a las personas que se animaban a explorarse a si mismas, con la intención de aprender algo nuevo juntos.




Siempre he sido muy respetuoso de mi sociedad, aunque no este acuerdo mucho con las "normalidades" sociales, pues en muchas de estas solo veo que causan dolor e infelicidad. Pero aún así decido observarlas de frente y sin juicio, y aceptarlas, entiendo que forma parte de la consciencia colectiva en la que estoy.


En el camino muchos me dijeron que era un rebelde sin causa, que eso no era normal, que no tenía porque hacerlo que ha nadie le importa. Aún así, he seguido a mi corazón y si soy un rebelde, me declaro uno pero con causa, no soy de los que creo que hay una autoridad, un presidente, un héroe o un Dios que nos va a salvar.



Por el contrario, creo firmemente en la libre voluntad del ser humano, que lo abre a la posibilidad de recordarse así mismo a que vino a este planeta; en el poder del corazón sobre la razón, porque es el único punto de nuestro cuerpo que es capaz de reconocer todas las partes por igual sin distinciones y nos trae consigo unión fraterna.

.

Ahora comprendo cuando me decían que me "normalizara", que no piense, que no hable, que no haga cosas como esas, que estaba fuera de la realidad. Ahora me doy cuenta que efectivamente tenían razón, pero solo la suya.

.

Desde mi Co- razón me di cuenta que no tengo porque estar en contra de nadie, ni decirle a nadie que pensar, que por el contrario veo que desde el corazón todas las razones confluyen, y puedo incluir sus formas de pensar también, y hasta acompañarlos en sus marchas ideológicas.

.

Me alegro al día de hoy de ver que cada vez más personas se sienten libres de dejar de seguir las razones de alguien más y empiezan a reunirse a escuchando a sus co-razones.


Gracias, Yo también soy otro como tú. :)