EVOLUCIONEMOS JUNTOS

Ya nos dimos cuenta que no podemos vivir solos, el discurso de acumula dinero, se independiente, se alguien en la vida, no confíen en el otro, hazte tu propia fortuna y s feliz, ya no tiene mucho sentido donde la prioridades humanas se resumen a las cosas mas vitales de sobrevivencia.


Para los Aymaras pobre es el que no tiene comunidad. Ya no hay que cometer el error de decir tengo que trabajar mas para tener mas dinero y poder irme a vacacionar en algún lugar paradisíaco cuando para lograrlo vas a exigirte trabajar hasta enfermar, o en cambio decir voy trabajar mas para que a mi hijo no le falte nada , cuando le faltas tu.




Uno aprende mas de la adversidad, mas del dolor que del gozo y el placer. Y es en la adversidad, en esos momentos difíciles es donde aparecen esos verdaderos amigos y aquellos que siempre te amaron por como eres, es ahí donde nuestros vínculos mas cercanos son tan necesarios. Por es menester comenzar a darle valor a la amistad, al compañerismo, es necesario aprender a construir colectivamente, y para eso debemos nosotros volvernos seres colectivos.

Pero antes debemos educar nuestra mente, reflexionar , auto-cuestionarnos y comenzar a hacer un balance al final de cada día, para comenzar a cambiar nosotros mismos y asegurar que nuestra mentalidad egoista ya no es un problema en mis relaciones. Y para eso es necesario llegar a comprender radicalmente que nadie es mas que nadie, que tus compañeros, tus amigos, tu pareja es el reflejo de tu amor a ti mismo(a).


En la cosmovisión andina existe el MAsintin y el Yanantin, que sirve para la organización del universo en parejas de opuestos y complementarios para lograr un fin. Esto implica tener identidad, solidaridad y equivalencia que une, esta forma de organización rige las relaciones personales, sin jerarquías, entre individuos del mismo sexo o de diferente sexo que tienen un mismo objetivo.


Para poder avanzar como seres humanos debemos entender como nuestro pasado afecta nuestro presente, ver nuestros traumas como sociedad para avanzar hacia la construcción de un nuevo futuro.

Debemos también quitarnos el "debería ser", eso no existe, solo existe como un mecanismo de tortura, para torturarnos psicologicamente. Lo uico que tiene sentido es que todos tenemos el derecho y somos merecedores de ser amados y amar de nuevo. Debemos comenzar a ser empaticos con uno mismo como si lo fuéramos con un amigo y dejar de juzgar a las personas ni siquiera por sus peores errores, no sabemos cuando podrían salvarnos la vida. Tu mente debe ser tu mejor amiga, tu eres responsable de tu presente. No te preocupes por ser bueno y malo, preocúpate de ser honesto. Nunca seras totalmente bueno ni totalmente malo así que lo que puedes ser es ,una persona buena y un egoísta inteligente, por ejemplo, cuando defiendes tus intereses propios , sin afectar a nadie o meterte en la vida de nadie.


Para evolucionar juntos, no es positivo tener ansiedad en los procesos que se concretan a largo plazo. los logros materiales necesitaran de una actitud de ahorro y dedicación los espirituales, serenidad y madurez,de esta manera la estabilidad sera un bien ganado en buena ley.


Y para ello hay que seguir el camino correcto que es el de mejorar la personalidad. Ninguna influencia ejercida por agitadores podrá tener efectos duraderos si se trabaja en uno mismo. En relación a la vida, el desarrollo de esta personalidad debe seguir bajo la forma de suavidad que sepa adaptarse y que al mismo tiempo sea penetrante. El propio carácter gradual del desarrollo torna necesaria la perseverancia, pues solo ella podrá garantizarle la eficacia en su destino.



IMAGINARSE UN ÁRBOL SOBRE LA MONTAÑA como imagen de desarrollo. recuerda no crecer rápido como las plantas del pantano, si no por el contrario, tener un desarrollo gradual.

De esta misma manera se debe proceder para que se pueda ejercer influencia sobre los hombres. Ninguna influencia o despertar repentino puede tener efecto duradero, el progreso tiene que ser gradual para que una persona pueda promover el desarrollo, tanto de la opinión publica, como de las costumbres del pueblo. Es