LO QUE NOS ENSEÑAN SATURNO Y PLUTON POR CUARENTENA



SATURNO Y PLUTON te dicen enfócate en lo verdaderamente autentico y relevante en tu vida. Si les hacemos caso podemos observar con mucha notoriedad como a pesar de no

tener y hacer todas esa cosas que consumíamos en nuestras vidas cotidianas y que pensábamos que eran necesarias, ahora vemos que la vida continua, y que muchas de esas cosas realmente no son tan necesarias. Saturno y Pluton son el cobrador de deudas atrasadas, así que todo lo frágil que no tenga buen sustento se quebrara, si una relación amorosa esta frágil se romperá, si una empresa esta frágil económicamente cerrara, un país que vive de deudas habrá crisis y para la vida de las personas lo mismo.


Si le preguntamos al Dios de tiempo, Saturno, ¿cuanto durara este encierro? nos responderá que esa no es la pregunta, que depende de las medidas y organización que se toman según la responsabilidad de todas las personas, pero sobre todo de las medidas reales que se basen en la realidad de lo que es este virus. Y por el otro lado el trabajo Plutoniano es asumir que todos podemos morir en algún momento como siempre, y que no es momento de entrar en pánico o paranoia. Todos tenemos maso menos conciencia de lo que es morir. La vida física del cuerpo acaba con la muerte, pero este intento de pandemia y la cuarentena no te dice que la vida acaba acá, lo que acaba es tu vida social, tu rutina, tu profesión , tu trabajo, tu vida no puede acabar por los males del mundo.


Lo que nos dice el cielo es una crisis politica y de poder de como se controla el mundo y las naciones, el cielo no nos dice que esto sea una crisis de salud mundial. Todos los estados están obedeciendo las mismas medidas, en pocos días tenemos la policía le ejercito y todos en sus casas confinados, esto no es un tema sanitario.


El mensaje es claro ahora, llego el momento de enfréntate a ti mismo es lo que nos dice evolutivamente Saturno y Pluton, ahora no puedes huir, enfréntate a una vida sin evasiones, ya no puedes irte de vacaciones, irte al bar o discoteca, ahora te quitan todo y toca la hora de la verdad contigo mismo.